Servicio

Contact:

ma_16
Ronny Schübel
Technical Support
International
Phone +49 361 26 280 260
ronny.schuebel@qundis.com

 

 

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer si mi medidor se ha dañado?

Si su aparato se ha dañado o está estropeado, diríjase a su arrendador o administrador. Solo él puede constatar el fallo sin lugar a dudas y, dado el caso, ordenar una sustitución del aparato.

Hemos de recordar que QUNDIS no ofrece soporte directo para inquilinos o propietarios privados de viviendas. Como proveedores de equipos, estamos especializados en la fabricación de sistemas de medición. No guardamos ningún dato relacionado con su vivienda, entre otros motivos, por protección de sus datos personales. Su arrendador o administrador es siempre la persona a quien acudir ante cualquier problema técnico.

¿Cómo sé que mi medidor funciona correctamente?

Todos los aparatos QUNDIS llevan a cabo una prueba automática de funcionamiento a intervalos de cuatro minutos. En caso de que no se realice bien la prueba, en la pantalla se indicará «Error». Si esto ocurre, debe ponerse en contacto con su arrendador o administrador.

¿Están bien instalados mis aparatos?

La correcta instalación de nuestros medidores depende de numerosos factores distintos. En los repartidores de costes de calefacción, por ejemplo, el montaje correcto depende del modelo de radiador, la potencia calorífica de este, la longitud de construcción y muchos otros factores. Por eso solo un especialista puede determinar si están bien montados.

Es su arrendador o administrador quien comprueba si sus aparatos están instalados correctamente.

¿Quién se ocupa de la lectura y mantenimiento de mis aparatos?

La lectura y el mantenimiento de sus aparatos los realiza por usted el servicio de medición autorizado. Algunos arrendadores ofrecen también la llamada lectura automática. En ese caso, se le entregará una ficha de registro en la que deberá anotar, entre otros, el estado de su contador en la fecha indicada, para luego devolvérsela al remitente. La mayoría de las veces es posible hacerlo por Internet.

¿Por qué se deben instalar medidores?

La facturación en función del consumo contribuye en gran medida al consumo responsable de energía y agua y, por tanto, a la protección del medio ambiente. Existen estudios que demuestran que con la sola presencia de medidores se consigue ahorrar entre un 15% y un 20%. Solo cuando se mide el consumo procuramos ahorrar nuestros recursos. Por el contrario, las cuotas fijas fomentan el malgasto.

¿Se pueden cambiar las pilas?

No, no es posible cambiar las pilas. El aparato debe sustituirse al completo.

¿Cómo se leen los aparatos?

Los repartidores de costes de calefacción electrónicos y los contadores de calefacción y agua muestran los valores de consumo en una pantalla digital. Los aparatos están programados de tal manera que almacenan el consumo anual para una fecha definida (p. ej., el 31 de diciembre). Los contadores con comunicación inalámbrica envían automáticamente después de dicha fecha los datos de consumo al servicio de medición. No obstante, siempre es posible hacer una lectura de control a través de la pantalla. En los contadores de agua mecánicos, el consumo se lee en el contador mecánico.

¿Cómo se puede controlar el consumo?

Le recomendamos realizar una lectura de control de sus medidores tras recibir la facturación de la calefacción y los gastos complementarios. De esa forma se pueden descartar errores de medición en el envío de datos. Sin embargo, las lecturas erróneas ocurren muy rara vez, ya que hemos integrado en nuestros repartidores de costes de calefacción y contadores de calefacción y agua una serie de mecanismos de seguridad (p. ej., cifras de control o avisos de error). Esto permite detectar muy pronto valores plausibles o errores de funcionamiento. Además, nuestros medidores electrónicos almacenan hasta quince meses de datos, de forma que se pueden volver a leer incluso meses después.

¿Cómo se puede ahorrar en calefacción?

Hay una serie de medidas que puede tomar para ahorrar gastos de calefacción. Algunas de ellas las hemos resumido en la siguiente lista.

Regule la temperatura ambiente.

  • Reduzca la temperatura de sus radiadores por las noches o cuando no esté.
  • Nunca deje que las habitaciones se enfríen del todo, porque volver a calentarlas cuesta más energía y dinero.
  • Cierre estores y cortinas para que no se escape nada de calor hacia el exterior, sobre todo durante las noches frías.
  • Una bajada de 1 °C en la temperatura ambiente ahorra aproximadamente un 6% de costes de calefacción.

Deje «respirar» a los radiadores.

  • Evite bloquear los radiadores con muebles o cortinas.
  • No debe secar ropa en los radiadores.
  • Purgue sus radiadores cuando sea necesario.

¿Cómo se puede limitar eficazmente el consumo de agua?

  • Instale grifería y electrodomésticos que ahorren agua.
  • Cierre siempre bien los grifos.
  • Ducharse gasta menos agua que bañarse.

Cierre las puertas de las habitaciones.

  • Esto resulta muy importante entre habitaciones más y menos caldeadas.
  • Así se evita también la formación de hongos.

Una correcta ventilación ahorra calefacción.

  • Abra todas las ventanas durante diez minutos al menos dos veces al día. La ventilación de choque en lugar de la permanente ahorra muchísima energía.
  • Recuerde: apague previamente la calefacción.
¿Qué es la lectura inalámbrica?

La lectura inalámbrica implica que los repartidores de costes de calefacción y los contadores de agua y calefacción transmiten automáticamente los datos de consumo de su vivienda al servicio de medición de forma inalámbrica. Para facturar los gastos de calefacción ya no hace falta acceder a la vivienda. Este proceso se utiliza siempre y cuando los medidores posean una interfaz inalámbrica o se les haya añadido un módulo de ampliación inalámbrico.

La lectura inalámbrica se realiza o bien de forma móvil a través de un recopilador de datos portátil, o bien de forma estática a través de nodos de red que se encuentran en las escaleras del edificio. El proceso tiene varias ventajas: los datos siempre se recogen exactamente el día fijado. Ni siquiera en caso de traslado de domicilio el servicio de medición tendría que leer los estados de los contadores in situ. La mudanza transcurre así de forma mucho más relajada.

¿La transmisión inalámbrica es peligrosa para la salud?

Nuestro sistema inalámbrico es absolutamente inocuo desde el punto de vista electromagnético. La potencia de emisión de nuestros aparatos inalámbricos está muy por debajo de 1 milivatio. Los teléfonos móviles actuales (UMTS) poseen una potencia media de 250 milivatios. Por lo tanto, la potencia de radiación media de los móviles es hasta doscientas veces mayor que la de los sistemas inalámbricos de QUNDIS. La potencia de emisión optimizada y el mínimo tiempo de emisión de los aparatos hacen que los valores sean muchísimo inferiores a todos los límites del Decreto nacional de inmisiones alemán.

Transmitting capacity of QUNDIS radio systems

¿Se puede manipular la transmisión de datos inalámbrica?

Varios niveles de nuestro software protegidos con contraseña impiden que personas no autorizadas obtengan acceso a los datos. Debido a la estructura especial del telegrama de datos, sin el procesamiento con nuestros componentes de software (software inalámbrico, controladores de dispositivo) no se pueden descodificar los datos. Tampoco se puede deducir el comportamiento del usuario por una asignación errónea del aparato (datos locales como el nombre del inquilino, la vivienda y similares). Estas características técnicas impiden de forma fiable que los datos enviados a través de nuestros sistemas inalámbricos se utilicen con fines indebidos.

¿Qué datos se leen de forma inalámbrica?

En la lectura inalámbrica se suelen transmitir al servicio de medición los siguientes datos de consumo y conteo del medidor:

  • Valor del consumo actual
  • Consumo anual
  • Fecha fijada
  • Valores mensuales o estadísticos
  • Números de serie
  • Números de producción
  • Mensajes de error
  • Horas de funcionamiento (en contadores de calefacción)

Los envíos inalámbricos de los aparatos QUNDIS están basados en el estándar europeo OMS, que en este momento es la norma inalámbrica más moderna de Europa para la lectura remota de contadores inteligentes.

¿A quién se envían mis datos de consumo?

Los datos de consumo y de los contadores se envían, en primer lugar, al proveedor de servicios de medición con el que su arrendador o administrador haya contratado el registro de datos de consumo. Este instala y gestiona los medidores y los dispositivos de comunicación.

Tras la lectura, el servicio de medición vincula los datos de consumo con los datos personales para realizar el cálculo de los costes complementarios. A continuación, el servicio de medición transmite los documentos de facturación al arrendador o administrador para que este pueda calcular la facturación de la casa.

Su arrendador o administrador le facilitará información precisa al respecto.

¿QUNDIS recopila datos personales de inquilinos?

No, QUNDIS no dispone de datos personales de inquilinos como nombres, direcciones, etc. El registro y transmisión de datos se realiza exclusivamente a través del proveedor de servicios de medición. No conocemos ningún dato relacionado con su vivienda por protección de sus datos personales.

¿Qué significa AMR?

AMR son las siglas de Automatic Meter Reading, un proceso de lectura remota de contadores totalmente automatizada a través de Internet. Su núcleo lo conforman los nodos de red ubicados en las escaleras del edificio y que reciben los datos de consumo de los medidores cada cuatro horas. Como el rango de recepción de un nodo de red está limitado por la estructura del edificio, en los inmuebles más grandes hay varios nodos que forman una red de lectura. Al menos uno de estos nodos está en comunicación directa con la puerta de enlace. A su vez, este aparato establece, mediante telefonía móvil o Ethernet, una conexión por Internet con el servicio de medición y le transmite el estado de los contadores. Los datos de consumo están disponibles de forma inmediata para diferentes servicios (facturación, análisis estadístico, etc.).

¿Dónde puedo comprobar si mis datos se han transmitido correctamente?

En el justificante de lectura que le entrega su servicio de medición puede comprobar sus datos. En los repartidores de costes de calefacción y contadores de agua y calefacción electrónicos también se puede comprobar el valor del consumo anual a través de la pantalla. En caso de discrepancia, por favor, diríjase a su proveedor de servicios de medición.

¿A quién me dirijo si tengo alguna duda sobre mi factura?

Si tiene alguna sobre su factura, por favor, diríjase siempre a su proveedor de servicios de medición. Si no sabe cuál es su servicio de medición, diríjase a su arrendador o administrador.

¿Cuándo recibiré mi última factura después de haberme mudado?

En general, los costes totales de calefacción y gastos de explotación de viviendas se calculan una vez al año, normalmente el 31 de diciembre. Por eso, los inquilinos que se marchan no reciben su última factura hasta la siguiente facturación total de todo el edificio. A este respecto, tenga en cuenta que el arrendador puede exigir un pago por adelantado.

¿En qué casos se estima el consumo?

Una estimación se realiza solo si no ha sido posible hacer una lectura o ha habido contadores defectuosos que han dado valores incorrectos. El arrendador puede hacer uso de esta norma solo después de haber fracasado el segundo intento de lectura. La consecuente estimación no se debe realizar en función de habitaciones comparables ni de la cuota anual del año anterior.

¿Cuáles son los errores más frecuentes en la facturación?

Las causas de una factura equivocada pueden ser muy dispares: la factura llega demasiado tarde, los consumos se consideran erróneos, la lista de componentes de gastos de consumo es incorrecta o los gastos de calefacción del inquilino previo se han facturado por equivocación al que ha entrado después. Los errores de facturación se suelen producir cuando el arrendador ha indicado demasiados metros cuadrados de superficie de vivienda o ha desviado al inquilino los costes de calefacción de las salas vacías de la casa. En caso de duda, lo primero que se recomienda es solicitar a una asociación de inquilinos cercana que revise la factura.

¿Qué son los repartidores de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción son aparatos con los que se puede calcular la cuota relativa de un radiador dentro del consumo total. Representan una posibilidad económica de repartir de manera justa los costes de calefacción devengados entre los residentes. Han demostrado su eficacia millones de veces tan solo en Alemania desde los años 20.

Los repartidores de costes de calefacción se montan directamente en el radiador. Allí registran la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y el ambiente. Hay dos formas de registrar los datos medidos: o bien mediante un repartidor de coste electrónico, o bien de manera termodinámica a través de repartidores que funcionan por evaporación.

¿Por qué mi repartidor de costes de calefacción está contando con el radiador apagado?

Los repartidores de costes de calefacción solo cuentan cuando la temperatura del radiador es mayor que la de la habitación.

¿Por qué hay dos repartidores de costes de calefacción en un solo radiador?

En radiadores más grandes puede ser que haya que poner dos repartidores de costes de calefacción debido a una distribución irregular del calor. En estos casos, la valoración de la potencia calorífica del radiador se realiza contando la mitad de cada repartidor. Por eso, los gastos de calefacción devengados no se pagan dos veces. El objetivo de esta medida es registrar correctamente la descarga de calor.

¿Mis repartidores de costes de calefacción están correctamente instalados?

La norma europea EN 835 (punto 6.3) establece que se deben elegir aquellos lugares de montaje sobre el radiador en los que la descarga de calor media se produzca de la forma más efectiva en un amplio rango de temperatura. Por tanto, en función del tipo de radiador se establecen de forma precisa el lugar, la altura y la manera de fijación.

En general, el montaje del repartidor de costes de calefacción se realiza al 75% de la altura del radiador, tanto para los repartidores por evaporación como para los electrónicos. Sin embargo, el lugar de montaje óptimo puede variar mucho entre dos radiadores parecidos. Por ese motivo, solo un especialista puede hacer una evaluación correcta.

¿Qué normas y leyes regulan el uso de repartidores de costes de calefacción?

Todos los repartidores de costes de calefacción empleados deben ser inspeccionados y autorizados. Los fundamentos técnicos a tal efecto están determinados en las normas europeas EN 834 y EN 835.

¿Qué significan los números y signos de la pantalla del repartidor de costes de calefacción electrónico?

En cuanto a la visualización del consumo actual, hay que tener en cuenta que el valor de consumo real en kWh solo se muestra cuando se utiliza escala de producto. Un repartidor de costes de calefacción con escala de unidades solo muestra un valor sin unidad. Solo después de hacer el cálculo utilizando una fórmula se obtiene el valor de consumo.

HKV-Displayschleife_EN

¿Cuál es la diferencia entre escala de unidades y escala de producto?

Con las escalas de unidades, cada repartidor de costes de calefacción está programado con los mismos valores de transferencia de calor del radiador (valores K). Para calcular la facturación, los datos mostrados se multiplican por los factores de valoración calculados del radiador. El factor de valoración depende de la potencia calorífica del radiador, el modelo y el tipo de montaje, y normalmente figura en la factura. La suma de los valores calculados de este modo se encuentra en la factura como unidad de consumo. Con las escalas de producto, cada repartidor de costes de calefacción está programado con los valores K adecuados para el radiador. Los valores mostrados en el medidor son idénticos a los de la factura.

¿Cómo garantizamos los tiempos de arranque y parada en nuestros asignadores de costes de calefacción?

En nuestro dispositivo siempre tenemos el reloj en invierno.
Esto significa que la hora de inicio ajustada es adecuada en invierno, pero una hora demasiado tarde en verano. Por lo tanto, la hora de inicio para todo el año se establece una hora antes.
Por otro lado, el dispositivo transmite una hora más en verano con la hora de parada ajustada para el invierno. A lo largo de todo el año garantizamos las horas de inicio y parada esperadas por el lector de contadores, es decir, una hora antes en invierno y una hora más en verano.

Luego están las horas de inicio y parada y las reservas para la tolerancia del reloj de una hora cada una. Esto asegura que el reloj del dispositivo no se desvía del tiempo real más de una hora en 10 años. Añadiendo esta tolerancia al tiempo de arranque y parada, se asegura que los dispositivos transmitan dentro de la ventana de tiempo especificada entre el tiempo de arranque y parada, incluso después de 10 años.

¿Qué son los contadores de calefacción?

Los contadores de calefacción registran la energía térmica que se introduce en un circuito de calefacción o se extrae de un circuito de refrigeración. El aparato mide el caudal del caloportador (p. ej., agua o compuesto glicólico) y la diferencia entre la temperatura de la tubería de salida y la de retorno. La relación entre estos valores da como resultado el consumo en kilovatios hora (kW), megavatios hora (MWh) o gigajulios (GJ). Es obligatorio calibrar los contadores de calefacción, por lo que cada cinco años deben ser sustituidos o recalibrados.

Nuestros contadores de calefacción electrónicos Q heat 5 son los más modernos del mercado. Gracias a su amplio equipamiento y muy compactas medidas, se pueden utilizar para numerosas aplicaciones (p. ej., distinción de agua caliente o circuitos solares).

¿Qué significan los números y signos de la pantalla del contador de calefacción?

Le ofrecemos diferentes modelos de contadores de calefacción. En las fichas técnicas disponibles en nuestra web puede ver lo que su contador de calefacción muestra en la pantalla.

  • Ficha técnica de contadores de calefacción por ultrasonido Q heat 5 US
  • Ficha técnica de contadores de calefacción compactos Q heat 5
  • Ficha técnica de contadores de calefacción modulares Q heat splitt
¿Cuándo se utilizan contadores de calefacción?

Los contadores de calefacción se usan para medir el consumo energético de instalaciones de calefacción o acometidas de viviendas a redes de calefacción externas. Se instala directamente en la red de tuberías del circuito de calefacción o refrigeración. En las viviendas se utilizan, por ejemplo, en suelos radiantes o para distinguir el agua caliente (es decir, para medir por separado la energía para la producción de agua caliente).

Además, los contadores de calefacción son muy efectivos para medir la energía de bombas de calor e instalaciones de energía solar térmica para cumplir directivas de fomento.

¿Cómo se lee correctamente mi contador de agua?

QUNDIS comercializa dos tipos de contadores de agua domésticos: mecánicos con dígitos rotativos y electrónicos con pantalla digital.

En los contadores de agua mecánicos, el estado de consumo va subiendo continuamente de m³ en m³. Por eso, la lectura debe realizarse exactamente en la fecha fijada (p. ej., el 31 de diciembre). Si el medidor dispone de un módulo de ampliación inalámbrico, el día fijado los pulsos del contador son transmitidos de forma inalámbrica al servicio de medición. Para un control adicional, en la fecha fijada se recomienda leer el estado del contador en los dígitos rotativos.

Los contadores de agua electrónicos muestran normalmente en la pantalla el volumen acumulado (el valor de consumo anual), así como una prueba de segmentos a intervalos regulares. Opcionalmente, el bucle de pantalla puede incluir otros parámetros de funcionamiento y servicio, como la fecha fijada, el paso de líquido o el dígito de control.

  1. Volumen acumulado

    El volumen acumulado (valor de consumo anual) se muestra en metros cúbicos con tres decimales. En el ejemplo se leen 1823 litros.

  2. Prueba de segmentos

    Esta presentación visual asegura que funcionan sin problemas todos los segmentos de la pantalla.

¿Cuándo deben ser sustituidos los contadores de agua?

Los contadores de calefacción tienen que calibrarse cada cinco años y los contadores de agua cada seis. Normalmente lo que se hace es cambiar el aparato antiguo por uno nuevo una vez vencido el periodo de calibración. El propietario del edificio o apartamento es el responsable de cumplir con esta obligación.

El año de la calibración se puede ver en el contador por la marca adhesiva. En los medidores nuevos comercializados según el reglamento de la Directiva europea relativa a instrumentos de medida 2004/22/CE (MID), un símbolo CE M sustituye a las marcas de calibración nacionales. Está imprimido en la carcasa. La letra “M” se refiere a “metrología”, y el número escrito a su derecha dentro del recuadro negro (p. ej., “16”), al año de la última calibración. Para estos medidores también se aplican sin restricciones los plazos de calibrado antes mencionados.

¿Qué tamaño de contador de agua está previsto para cada aplicación?

Los contadores de calefacción y agua de QUNDIS con caudales Q3 = 2,5 m³/h (MID) son idóneos para la facturación en función del consumo de agua de una vivienda. Si el inmueble a equipar tiene hasta 30 viviendas, el consumo de agua de la acometida también puede ser medido con nuestra tecnología, en concreto, con el contador de agua de superficie Q water 5.5 (Q3 = 4 m³/h, longitud de construcción 130 mm). Estas recomendaciones son valores orientativos. En muchos casos, con nuestros contadores de agua se pueden facturar muchas más viviendas.

A la hora de elegir, se deben considerar siempre todos los factores importantes del suministro de agua, por ejemplo, la estabilidad. Para hacer la elección correcta, casi siempre es decisivo el caudal máximo previsto en m³/h.

¿A qué se deben las diferencias entre contadores de agua para edificios y viviendas?

Las diferencias de medida entre el estado del contador de la acometida doméstica y los valores de consumo acumulados de los contadores de agua de las viviendas son cosa del pasado. Esto se debe, por ejemplo, a secciones de tubería mal selladas, grifos comunes no incluidos, caudales mínimos o diferentes clases de precisión o posiciones de instalación de los contadores de agua. El límite de tolerancia legal para contadores de agua es de ±5%. Sin embargo, esto no supone ninguna desventaja para el residente, ya que estas diferencias se producen en todas las viviendas. Los contadores de agua para viviendas sirven exclusivamente para repartir los costes en función del consumo. Para facturar el consumo real del edificio por unidad de gasto se consultan los valores de consumo del contador de agua principal.