Logo_Qsmoke

Detectores de humo de QUNDIS.

Detectores de humo de QUNDIS: visión general

Los detectores de humo, también llamados detectores de incendios, son aparatos que hacen saltar la alarma en caso de incendio basándose en la formación de humo. Con un sonoro pitido y una señal óptica, avisan del peligro a las personas que se encuentren cerca.

A los detectores de humo se les aplica por ley la directiva de certificación DIN EN 14604 para que puedan ser vendidos en Alemania. En esta directiva se establece, por ejemplo, que:

  • El humo tiene que poder penetrar en el aparato desde todos los lados.
  • Las aberturas de entrada para el humo tienen que ser de un máximo de 1,3 mm. De esta forma se previene la suciedad.
  • El tono de alarma debe tener un volumen de al menos 85 dB a 3 metros de distancia.
  • Cuando les queda poca energía, los detectores de humo tienen que avisar al residente 30 días antes de que sea necesario cambiar las pilas.
  • Todos los detectores de humo tienen que incluir la posibilidad de comprobar su funcionamiento.

Los detectores de humo de QUNDIS Q smoke van más allá de las funciones exigidas: aúnan un sistema electrónico innovador con un tamaño mínimo y la máxima fiabilidad. Mediante un proceso fotoeléctrico, los aparatos detectan precozmente las concentraciones de humo peligrosas y lanzan una alarma acústica en caso de peligro.

Como los detectores de humo están expuestos a una acumulación natural de suciedad, su disponibilidad operativa se va reduciendo a lo largo de los años. ¡Pero no con Q smoke! Nuestros aparatos compensan el grado de suciedad reajustando automáticamente la señal base. De esta manera alcanzan una vida útil 2,5 veces mayor que los detectores de humo sin compensación. Así se evitan las falsas alarmas en la máxima medida posible. Gracias a su batería fija, los detectores Q smoke alcanzan una vida útil de al menos diez años.

El resultado: los detectores Q smoke funcionan con un 100 % de fiabilidad y, además, cumplen los muy estrictos requisitos de calidad del sello «Q».

Contacto:

ma_16
Sérgio Teizen
Sales Manager
International
Teléfono +49 151 180 66 277
sergio.teizen@qundis.com

Detector de humo inalámbrico Q smoke 5.5

La tecnología inalámbrica facilita el mantenimiento anual.

Los detectores de humo inalámbricos Q smoke 5.5 no solo hacen saltar una alarma en caso de peligro. Con el módulo de comunicación inalámbrica integrado, los mensajes de estado se pueden transmitir a los acreditados sistemas de lectura remota de contadores Q AMR y Q walk-by de QUNDIS.

Al enroscar el detector en la base, se pone automáticamente en funcionamiento y envía telegramas de instalación a la red inalámbrica Q AMR o telegramas de prueba de lectura Q walk-by.

Además de la inspección visual anual, el estado del aparato se puede comprobar cómodamente de forma remota en el marco de las tareas de mantenimiento. Esto simplifica los procesos de mantenimiento y ahorra costes. El detector de humos de calidad Q smoke 5.5 lleva también el sello «Q» (inspección hecha por VdS, nº de ensayo G215027), ya que, además de la norma de detectores europea DIN EN 14604:2005, también cumple la estricta directriz de la VFDB 14/01:2010-05. Gracias a la compensación de suciedad, este detector funciona de forma absolutamente fiable.

Q AMR

Q walk-by

Data sheet (English)
(PDF file, 736 KB)

Detector de humo Q smoke Genius H

Fiable y duradero.

El detector de humo autónomo Q smoke Genius H es «made in Germany»: desde el diseño hasta la producción. Además de la norma de producto DIN EN 14604:2005, también cumple la directriz de la VFDB 14/01:2009-10 y, con ella, los estrictos requisitos del sello «Q» (inspección hecha por VdS, nº de ensayo G209178). Así pues, es uno de los productos de calidad en el mercado alemán de detectores de humo.

Para no estorbar el descanso nocturno del residente, los avisos de estado (p. ej., de batería baja) se atenúan entre las 22:00 y las 06:00 (horario de invierno, CET), lo cual no afecta al funcionamiento del detector. El indicador óptico también se atenúa por las noches.

El montaje se puede realizar directamente con uno o dos tornillos al techo o con una almohadilla adhesiva específica. Opcionalmente, el Q smoke Genius H se puede poner en una base ya existente de detector de humo Hekatron.

QUNDIS está comprometido con la iniciativa «Los detectores de humo salvan vidas».

Como proveedores de detectores de humo de alta calidad, nos comprometemos con la iniciativa “Los detectores de humo salvan vidas” de la asociación Forum Brandrauchprävention e.V. Esta asociación no solo aboga por equipar todos los hogares con detectores de humo, sino también por el fomento de normas de calidad. Puede encontrar más información al respecto en la plataforma online www.rauchmelder-lebensretter.de.

En QUNDIS somos muy activos en el ámbito de las normas de calidad, formando especialistas. Nuestros formadores, certificados y evaluados, enseñan a los montadores a instalar, manejar y planificar detectores de humo en clases muy exhaustivas. Los participantes obtienen un certificado de especialista que tiene una validez de cinco años.

Preguntas frecuentes sobre detectores de humo

¿Cómo funciona el detector de humo Q smoke?

Nuestro detector de humo Q smoke funciona según el principio de dispersión de la luz. Cuando el humo supera determinada concentración, la luz que pasa por el aparato es desviada a una célula fotoeléctrica y hace saltar la alarma acústica. Con el botón de prueba del detector de humo Q smoke Genius H se puede, por ejemplo, mirar si en los últimos tres meses ha saltado alguna alarma. Además, el led parpadea indicando el estado.

¿Qué normativas existen sobre instalación de detectores de humo?

La norma de aplicación nacional DIN 14676 regula el proyecto, instalación, funcionamiento y mantenimiento de detectores de humo. Esta norma se aplica a viviendas privadas y espacios de uso similar al de una vivienda. Está dirigida a las autoridades competentes en materia de protección de incendios, cuerpos de bomberos, fabricantes de detectores de humo, proyectistas, propietarios de viviendas y residentes. Es importante saber que en la UE solo se pueden usar detectores de humo que cumplan los requisitos de la norma DIN EN 14604.

Además, los reglamentos de construcción de los estados federales regulan la obligación de dotar de detectores de humo las edificaciones nuevas y existentes.

¿En qué funciones y características de calidad hay que fijarse a la hora de elegir un detector de humo?

Fíjese en que la vida útil del detector sea de diez años. Este largo periodo operativo se consigue gracias a una batería de litio fija, lo que aumenta la seguridad, ya que así no hace falta sustituir las pilas periódicamente. Por otra parte, tiene que tener un marcado CE. Este prueba que el detector de humo cumple la norma europea DIN EN 14604 y ha sido ensayado y aprobado según sus estrictos criterios.

El exclusivo sello VdS solo lo obtienen los aparatos que cumplen normas de calidad especialmente exigentes. La “Q” representa la máxima calidad en detectores de humo. Le da información sobre si un detector de humo es apto para un tiempo de uso largo de diez años.

¿Dónde se debe montar un detector de humo? ¿Dónde no?

La directiva de aplicación DIN 14676 establece cómo debe realizarse el montaje de un detector de humo. La siguiente tabla le ofrece un primer resumen de algunas de las especificaciones más importantes:

¿Dónde?

En el techo.

¿En qué parte?

Lo más centrado posible (se deberá respetar una distancia mínima de 50 cm a cualesquiera enseres que se encuentren en el techo y las paredes).

¿A qué altura?

A un máximo de 6 m de altura.

¿Qué área se vigila?

Un máximo de 60 m2.

Rango de temperatura de funcionamiento:

0-55 °C

Importante: Los detectores de humo dotados de módulo inalámbrico Q smoke 5.5 no sustituyen a una central de alarma de incendio. Si se desea o exige la comunicación de la alarma a los bomberos en caso de detección de humo o incendio, se deberán instalar centrales de alarma que cumplan la norma DIN 14675. 

Los detectores de humo no son aptos para cuartos de baño o cocinas cerradas. La distancia a las puertas de cocinas y baños, conducciones de aire comprimido de equipos climáticos o calefacciones, ventiladores de techo y ventiladores domésticos deberá ser al menos de 90 cm.

En áreas con mucho polvo (p. ej. talleres), tampoco deberán instalarse detectores de humo. En los trabajos de reforma, en los que se genera mucho polvo, las aberturas de entrada de humo de los aparatos deberán sellarse con cinta hasta el final de las obras o incluso retirar por completo los aparatos. ¡Nunca pinte los detectores de humo!

¿Cómo puedo comprobar la capacidad de funcionamiento de un detector de humo?

Las lucecitas parpadean regularmente (cada 48 segundos) para indicar que el detector de humo funciona. Gracias al reloj de tiempo real integrado en el Q smoke Genius H, el led se atenúa automáticamente desde las 22:00 hasta las 06:00. En el Q smoke 5.5, el led se apaga de las 21:00 a las 07:00. Los avisos acústicos de fallo también se atenúan durante ese periodo, pero sigue saltando una alarma ante un caso grave.

Si pulsa brevemente el botón de prueba del detector, sonará una señal de control de tres tonos si la capacidad de funcionamiento es positiva.

¿Cómo se activan nuestros detectores de humo?

Al enroscar el Q smoke Genius H o el Q smoke 5.5 en la base de fijación previamente instalada, el aparato se activa automáticamente. Tan pronto como se haya encajado, se produce una señal acústica que confirma la disponibilidad operativa.

¿El Q smoke 5.5 dispone de monitorización de entorno?

No. Nuestro detector de humo Q smoke 5.5 no dispone de monitorización de entorno (p. ej. por medio de un sensor ultrasónico en el detector). Según los requisitos legales de la norma DIN 14676, se recomienda que una vez al año un técnico con formación realice una inspección visual de las condiciones espaciales. En el marco de esta inspección se determina si los detectores de humo pueden o no seguir funcionando de forma fiable en el lugar donde están instalados. En la actualidad, los dispositivos tecnológicos de vigilancia de entorno son fuente de muchos errores, sobre todo en situaciones límite.

La monitorización de entorno debe distinguirse claramente de la revisión a distancia.

¿Qué mensajes de estado se transmiten?

Se transmiten los siguientes mensajes de estado sobre el manejo y el funcionamiento:

  • Número de desmontajes y fecha del último desmontaje
  • Número de inicios de instalación
  • Número de activaciones del botón de prueba y fecha de la última activación
  • Número de alarmas de humo y fecha de la última alarma de humo
  • Sin respuesta por parte del detector
  • Botón de prueba no activado desde hace doce meses
  • Excesivo grado de suciedad del detector
  • Poca batería
  • Fallos de funcionamiento
¿El humo del tabaco desencadena una falsa alarma?

Los detectores de humo de calidad como los Q smoke no avisan del humo de los cigarros, ya que detectan la diferencia que hay entre este y las concentraciones de humo bajas pero peligrosas. Gracias a su compensación de suciedad, este mecanismo funciona de forma fiable durante toda su vida útil.

¿Qué significan compensación de suciedad y pronóstico de suciedad?

Compensación de suciedad

Los detectores de humo Q smoke Genius H y Q smoke 5.5 monitorizan continuamente la suciedad de su cámara de medición. Si se detectan partículas de suciedad en ella, adaptan su umbral de alarma de tal modo que la distancia a la señal base siga siendo la misma. Los detectores de humo no se vuelven más sensibles por la suciedad, por lo que el tiempo de servicio se multiplica. Así se evitan las falsas alarmas en la máxima medida posible.

Pronóstico de suciedad

Gracias al llamado seguimiento del umbral de alarma, los detectores de humo Q smoke pueden determinar el estado de su cámara de medición midiendo a intervalos regulares en qué medida han penetrado partículas de suciedad en la cámara de medición: cuanto mayor sea el grado de suciedad, más se bajará el umbral de alarma. En la revisión anual de funcionamiento, los aparatos elaboran automáticamente un pronóstico de si podrán seguir funcionando durante los próximos 15 meses si se mantiene el ritmo de contaminación. Si en el pronóstico se determina que la cámara de medición está tan sucia que ya no se puede reajustar más el umbral de alarma, el resultado de la prueba de funcionamiento es negativo.